NUESTRAS HABITACIONES

Las siete plantas del Cambon París, completamente redistribuidas y renovadas, son una invitación a un viaje artístico y literario por el siglo XIX. Y es que este hotel revela, piso por piso, un alma romántica cultivada con gusto y unos colores delicados.

Siete plantas, como los siete personajes célebres que vivieron en la rue Cambon y que marcaron el espíritu del Consulado durante el Segundo Imperio. La emperatriz Eugenia, Chateaubriand, Stendhal… Todos ellos han inspirado la decoración de las habitaciones y nos han llevado a diseñarlas como si se tratase de una habitación de invitados para la que se han reservado las mejores piezas.

Entrar en ellas es dejarse llevar por la belleza de las molduras, el color rubio y la calidez del parqué de roble; es acariciar el mobiliario de líneas limpias, seguir sus curvas, sentir la luz suave que penetra en la estancia; es abrirse a un dulce ensueño romántico mientras se contemplan los motivos florares y las pequeñas escenas bucólicas que te rodean.

Aquí no es necesario ser expresivo: se ha prestado una atención especial a los materiales, al diseño, al bienestar y a la artesanía para que cada una de las habitaciones sea un refugio que llame al descanso.

Un nido en el que cada objeto multicolor y cada pintura allí reunida encuentra su lugar de un modo natural, en el que las lámparas de vidrio soplado de gran pureza parecen flotar en el aire y se hacen eco de los discos solares, los cuales, una vez caída la noche, difunden un precioso halo luminoso con una suavidad infinita.

Una morada cómoda y perfectamente insonorizada, ideal para disfrutar de una pausa revitalizante que se extiende más allá de la habitación, hasta un baño que cae en el juego de las líneas puras y la claridad.

Una invitación para deleitarse con una ociosidad llena de gracia y poesía.

chambre standard

HABITACIÓN ESTÁNDAR

Una habitación habitada por el espíritu del siglo XIX ante la cual, sin duda, Pauline de Beaumont, una mujer de letras que regentaba un salón literario en la rue Cambon, habría sucumbido, ya que aquí todo es refinamiento y la belleza de los tejidos se combina de un modo delicioso con las boiseries neoclásicas.
Un refugio tranquilo, listo para acogerte durante un desplazamiento profesional o cuando quieras pasar un fin de semana en París.

Más información

HABITACIÓN CLÁSICA

Una habitación delicada y relajante en la que François René de Chateaubriand habría compuesto encantado «René», la obra que anunció la llegada del movimiento romántico. En las paredes encontramos cerezos japoneses, pájaros, el Sena… los guiños más hermosos que se pueden hacer a la vida parisina. En cuanto a las molduras y al mobiliario, de líneas más contemporáneas, marcan un espacio íntimo que incita a dejarse llevar.
Un apeadero ideal para un viaje de negocios o para una estancia corta en la capital.

Más información
chambre classique
Chambre supérieure

HABITACIÓN SUPERIOR

Entre sus misiones en el extranjero y sus estancias en París, el gran escritor y diplomático Stendhal habría apreciado la belleza y la calma de esta habitación elegante. La nobleza de los materiales y el buen gusto presente en los detalles son un homenaje a la pericia de los artesanos, de los editores textiles y de los fabricantes de mobiliario que supieron volver a darles vida, así como conciliar el pasado con el presente.
Ideal para un viaje de trabajo o una escapada larga a París en pareja, o en familia cuando se utiliza como habitación comunicante.

Más información

HABITACIÓN DELUXE

La condesa de Castiglione, amante de Napoleón III, habría caído rendida en un instante ante esta habitación refinada, esta promesa de bienestar ideal para recuperar las fuerzas alejada de la efervescencia parisina y de los grandes bailes de las Tullerías. Diseñada siguiendo el espíritu de las viviendas burguesas del siglo XIX, con unas boiseries y un mural tejido que invitan a un paseo romántico, armoniza con su tiempo a través de la sobriedad de unos muebles contemporáneos y de la belleza de los objetos y cuadros allí reunidos.
Cuando mira hacia el patio, comparte con este una suave tranquilidad bien merecida, mientras que, cuando cuenta con un balcón, disfruta de unas vistas magníficas sobre los tejados de París o sobre el jardín de las Tullerías.

Más información
chambre deluxe
Junior suite

SUITE JUNIOR

La emperatriz Eugenia habría adorado los espacios amplio y la suave claridad de la habitación, la zona de salón con su meridiana, la biblioteca adornada con objetos artísticos. En algunas habitaciones, desde sus balcones o terrazas, se puede disfrutar de unas vistas magníficas sobre los tejados de París y sobre el jardín de las Tullerías. París estará a tus pies y te sentirás realmente afortunado. Ideal para organizar un evento o un momento romántico e inolvidable (luna de miel…).

Más información